18 de agosto, 2022. Gracias a los nexos que la Escuela de Relaciones Internacionales ha generado con el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, este miércoles 17 de agosto el canciller de la República, Arnoldo André, impartió la conferencia inaugural de ciclo lectivo "Co-crear soluciones en una era de transformación digital y cambios constantes".

El canciller comentó que la diplomacia digital se erige como una herramienta para articular redes entre diversos actores que faciliten la construcción de comunidades más solidarias, sostenibles y resilientes. 

La actividad se llevó a cabo en el Auditorio Clodomiro Picado Twight. Durante la charla, el canciller motivó a los estudiantes a ejercer su profesión con mística y creatividad, para atender los desafíos presentes y futuros. 

"El diálogo, la negociación y el consenso deben seguir siendo pilares en nuestro actuar. La Diplomacia representa un arte que requiere de conocimiento y comprensión de otras culturas, prudencia, comunicación efectiva, adaptabilidad a los lenguajes del presente, y a la vez, de un profundo orgullo y conocimiento por la historia de Costa Rica", comentó.

Frutos de los acercamientos

Durante el evento, el director de la Escuela, Marco Méndez, destacó que la relación con la Cancillería ha sido muy orgánica por el natural transcurrir de la formación profesional de los graduados, tras casi cincuenta años formando especialistas en Relaciones Internacionales y más recientemente en Comercio y Negocios Internacionales.

La Escuela ha desarrollado un nexo robusto con la Academia Diplomática Manuel María de Peralta, lo cual ha permitido desarrollar ciclos de conferencias en conjunto y, en este semestre en particular, la Escuela se encuentra impartiendo dos cursos para la formación de los futuros diplomáticos de carrera, donde se abordan las áreas estratégicas de la política exterior y los organismos regionales e internacionales.

Adicionalmente, se ha planteado la colaboración en los próximos meses en el desarrollo de estudios y actividades sobre la seguridad regional como un tema acuciante de la agenda, además de la implementación de la cátedra país enfocada en la región asiática con países como el Japón o China, y los beneficios académicos que se derivan la Cátedra OMC, como única en su especialidad en Centroamérica.

“Quisiéramos renovar el compromiso de nuestra Universidad Nacional y su Escuela de Relaciones Internacionales para el fomento de una diplomacia pública, científica y cultural que realce el rol de nuestro país en el mundo, y destaque sus potencialidades en su entorno regional, habilitando oportunidades para nuestra sociedad, y resaltando el aporte de las universidades públicas costarricenses en la promoción de mayor equidad sociales y oportunidades para las poblaciones más vulnerables”, agregó el director de la Escuela, Marco Méndez Coto.

Asimismo, el vicerrector de investigación, Jorge Herrera, resaltó la esperanza de los universitarios de que siempre prevalezca el diálogo que posibilita llegar a resultados que favorezcan a las sociedad costarricense en su conjunto, haciendo énfasis en la importancia de la Universidad Pública para el bienestar de nuestro país.